Mucho más que deportistas



Deportista, la etiqueta del olvido. Somos muchas las personas que estamos vinculadas en el mundo del deporte y a los deportistas. A lo largo de estas líneas puede parecer que haré referencia solo a los deportistas profesionales o deportistas de élite, puesto que muchos ejemplos referenciarán a estos deportistas, ahora bien, esto no pasa solo con los deportistas profesionales o de élite, sino en cualquier tipo de deportista.

En muchas ocasiones el hashtag deportista, enmascara el que realmente son estos deportistas, y este enmascaramiento lleva al olvido. Pues bien, con estas líneas me gustaría recordar y volver a situar a los deportistas al que realmente son, que es el que importa. Detrás el hashtag de deportista hay la PERSONA, pensabais que seria algo totalmente diferente, o algún concepto técnico, pues no.

Muchos de veces nos olvidamos de que aquel o aquella deportista que nos despierta tantas emociones, que queremos ver en acción los fines de semana, que admiramos, que nos dan tantos de temas de conversación, que imitamos, con los cuales nos identificamos, que, en muchos de casos, nos gustaría llegar donde han llegado, etc., no son más que personas, como tú y como yo, pero que viven por y del deporte.

Al olvidar que son personas damos por hecho que no pueden tener problemas externos al deporte que practican, los cuales pueden afectar bajando rendimiento. Algunas veces me da la sensación que pensamos que los deportistas tienen que ser súper héroes, o bien no toleramos que hagan algunos errores durante la competición, que nosotros creemos que uno o una deportista de alto nivel no puede hacer.

Algunos ejemplos los hemos podido ver no hace mucho tiempo, con la eliminación del Barça de la liga de campeones. Muchos de comentarios han estado del tipo "la presión de Anfield los ha superado, y esto a un equipo como el Barça no puede pasar", no alargaré poniendo más ejemplos de este partido, puesto que todos van por la misma línea. Otros ejemplos, los podemos encontrar cuando un jugador no rinde como tendría que rendir (según nuestras percepciones). Muchos son los deportistas, que han empezado a anunciar que han tenido que recurrir a un psicólogo por problemas de depresión, ansiedad, miedo, etc., pero las personas externas, al etiquetar estas personas como deportistas nos pensamos que tienen una vida modélica y que esto no se los puede pasar.

Estas percepciones son causadas por el hashtag de deportista. Tenemos que tener en cuenta que, como personas, tienen sus problemas, una vida personal, otros asuntos laborales, etc., y todos estos aspectos afectan la persona y, evidentemente, al rendimiento de los deportistas y el equipo.

Antes de continuar simuláis una situación externa del deporte, por ejemplo de tu trabajo. Estimado y estimada lectora, me gustaría que te imaginaras la empresa donde trabajas, suponemos que hace desde más de 10 años. Si suponemos que has trabajado 8 horas diarias, habrías trabajado mucho más que 10.000 horas. Si nos sostenemos con la ley de las 10.000 horas (sin entrar en sí es verídica o no) entiendo que ya eres un experto o una experta en tu sector. Perfecto! Pues seguimos imaginando, pensáis que vuestra empresa no está yendo muy bien, de hecho necesita despedir algunos trabajadores y trabajadoras, y la manera de hacerlo será a través de una prueba práctica el próximo día de trabajo. La prueba será tan sencilla como hacer el que haces siempre, pero bajo la vigilancia de todos los directivos de la empresa. Cómo crees que iría? Posiblemente tendrías ansiedad, nervios, presión, miedo, dudas, etc. Y que pasaría con tu rendimiento? Pues, bajaría. En este caso sería una situación normal y tolerable por la gente externa? Pues, me gustaría decirte que es muy parecido a la situación de cualquier deportista y hay que decir que aquí no hemos añadido situaciones externas al mundo laboral que podían agraviar más la situación. Evidentemente podrías pensar que tú no tienes las capacidades para gestionar estas situaciones porque no lo has preparado nunca, de acuerdo, pero sí que tienes capacidad para hacer tu tarea diaria. Por lo tanto, puede ser algunos deportistas no han entrenado suficientemente estas capacidades.

Cómo he dicho, desde mi punto de vista esto no solo pasa con los profesionales sino también con los amateurs y los de etapa de formación. Cuántos de veces, los entrenadores y entrenadoras, miembros del club, padres o familiares otros compañeros de equipo, etc., nos preocupamos por aspectos extradeportivos? Posiblemente poco o nada: sabemos como va de estresado con la escuela? Si tiene problemas familiares? Si tiene problemas con los amigos y amigas o con la pareja? Todos estos aspectos son muy importantes, tanto, que afectan al rendimiento del deportista y al aprendizaje de este.

Por el simple hecho de ser deportistas no implica saber gestionar todas las circunstancias de la vida, para saber gestionar las diferentes circunstancias es importante trabajar para mejorar nuestras habilidades y ser mentalmente más fuertes.

No sé hasta qué punto estaréis de acuerdo o no con el que he hablado, pero como profesional estoy muy avezado a encontrarme con muchas situaciones parecidas a estas, tanto en el ámbito profesional como en el amateur.

0 vistas0 comentarios