Así puede ayudar el deporte a la psicología

El deporte genera el contexto ideal y adecuado para poder mejorar y trabajar los aspectos psicológicos. En estas líneas mencionaré los beneficios del deporte o cómo éste genera un contexto adecuado para el trabajo y la mejora de los procesos psicológicos. Antes de empezar, aclarar que no por practicar deporte vamos a obtener automáticamente todos los beneficios de los que vamos a hablar. Se tiene que trabajar de forma adecuada cada aspecto para poder obtener cada beneficio. No olvidemos que el deporte es un juego, con reglas e instituciones.


El deporte es una actividad formativa, de ocio, que ayuda a la integración social y que, además, es un factor protector para la salud física y mental.


Sin profundizar en las modificaciones químicas que se producen en nuestro cuerpo y cerebro con la práctica deportiva, al practicar deporte se liberan un número muy elevado de hormonas siendo las endorfinas, serotonina, dopamina y oxitocina las más conocidas por la sensación de placer y felicidad que generan. A estas hay que sumarle la adrenalina, otra hormona que tiene su relevancia en nuestro organismo.


El deporte es un potente medio de integración social

La práctica deportiva genera un contexto ideal para la educación, formación y entrenamiento psicológico. El deporte es un potente medio de integración social (contribuyendo a crear una sociedad mejor) debido a que, en un mismo equipo o club puede haber personas de diferentes razas, educación, cultura, situación socio-económica, etc., lo cual favorece y genera un entorno ideal para que las personas aprendan a respetarse y a ser más tolerantes.



El deporte es una actividad de ocio porque cuando lo practicamos, por norma general, nos solemos divertir, nos lo pasamos bien y disfrutamos. Este disfrute es el que nos permite que la educación mediante el deporte sea mucho más llevadera.

Además, el entorno que se genera en el deporte junto con esta diversión nos permite trabajar los procesos cognitivos (atención y concentración, percepción, memoria, etc.) casi sin darnos cuenta.


El contexto deportivo, junto a una buena planificación de trabajo, es el entorno ideal para la educación

Otro beneficio es la educación en valores. El contexto deportivo, junto a una buena planificación de trabajo, es el entorno ideal para la educación y, otra vez más, el disfrute tiene su punto extra en esta. Al divertirnos, muchas veces no nos damos cuenta, pero nos estamos educando.


Pongamos un ejemplo de lo comentado hasta ahora, pero fuera del contexto deportivo:


- Un/a niño/a se lo pasa bien haciendo puzles, se divierte y se entretiene mientras dedica tiempo a la construcción de este. Mientras dedica tiempo a esto se está esforzando, ya que encontrar todas las piezas requiere un esfuerzo, entre otros valores. Además, está trabajando algunos procesos cognitivos como la atención y concentración.


Pues con el deporte sucede lo mismo.


La adquisición de hábitos saludables es otro beneficio que nos ofrece la práctica deportiva. Hábitos como la higiene, el descanso o la alimentación son adquiridos mediante el deporte, ya que benefician al rendimiento y bienestar de los/as deportistas.


Permitir a los niños y niñas no ir a entrenar para poder hacer deberes y estudiar es perjudicial para ellos/as

La capacidad de planificación también se ve beneficiada gracias al deporte. Debemos planificar todo nuestro trabajo del día para poder ir a entrenar y competir. Es por eso que permitir a los niños y niñas no ir a entrenar para poder hacer deberes y estudiar es perjudicial para ellos/as, ya que no estamos educando en esta capacidad de planificación. Si aprendemos a priorizar y a planificarnos, es un beneficio que nos llevaremos de por vida.


En el deporte existe mucha incertidumbre. Es un entorno muy cambiante y en el que pueden salir imprevistos en cualquier momento. Esto hace que los/as deportistas aprendan a adaptarse, y esta capacidad de adaptación es uno de los beneficios más importantes para la persona. Nos permitirá adaptarnos a cualquier circunstancia que aparezca en nuestra vida. Sin ir más lejos, la pandemia que estamos viviendo: varios estudios demuestran que la capacidad de adaptación de los y las deportistas ha sido un punto fuerte para sobrellevar la situación mucho mejor.


La gestión emocional es otro punto fuerte del deporte. El contexto deportivo nos brinda ocasiones ideales para poder experimentar todo tipo de emociones y aprender a gestionarlas.


Para terminar, hablaré de otro beneficio más: la capacidad de superación de los deportistas. Evidentemente, el entorno deportivo genera una voluntad de querer mejorar día a día (esto se debe a los reforzadores que vamos obteniendo al ver como vamos mejorando).


Como habéis podido leer, el deporte genera un contexto ideal y con muchos beneficios sobre la salud física y psicológica.

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo